¿”Redentores” o “Reventadores” de indios?

Desde los tiempos coloniales, salvo por fray Bartolomé de las Casas, la mayoría de los “redentores” de nuestros indígenas resultan siendo unos redomados pillos, que terminan casi siempre “reventando” a la raza de bronce, a la cual decían proteger. Llevamos siglos de esta manera y en los tiempos actuales la práctica sigue bajo distintas siglas, diversos partidos y organizaciones políticas.

Tengo una serie de recibos, todos ellos manuscritos, con firma y sello de la CNC municipal, que antes era priísta y ahora es “Convergenciera” -Es decir, de Convergencia por conveniencia-, por cantidades que van desde los 100 pesos hasta los 35 mil, que campesinos indígenas necesitados de vivienda entregaron a dirigentes de esa organización en Palenque a cambio de que le “gestionaran” la casita que necesitaban, lo que es a todas luces un acto irregular. Pero, si no ponían ese billete para la “gestoría”, pues nada más no había “de piña”. El colmo es que muchos indígenas que entregaron sus esperanzas a estos “redentores”, junto con un buen billete, se quedaron como novias de rancho: vestidas y alborotadas porque no les cumplieron.

Ya daré detallada cuenta de los montos totales -alrededor de 300 mil pesos- que amparan esos recibos y cuánto recibió cada uno de esos “redentores” cenecistas que tienen como “gurú” a Marcos Abadía, de quien el dirigente de la otra CNC, la que sigue siendo priísta, Jorge Enrique Hernández Vielma, señala que defraudó a los campesinos hasta por 11 millones de pesos, según me reveló cuando comentamos sobre el caso de Palenque.

Los programas estatales y municipales de vivienda son gratuitos y cuando hay algún tipo de pago que realizar se hace ante la dependencia competente, que debe expedir un recibo oficial en el que se detalle el importe y el concepto. Quienes firmaron estos recibos por concepto de “gestoría” cometieron un ilícito, que hasta ahora ha quedado impune, en perjuicio de gente humilde a la que dicen defender y representar. Lo malo es que, aunque ya fuera del PRI, siguen activos y con el mismo “modus vivendi” que les ha resultado productivo. El colmo es que ahora hasta autoridades municipales son, como Daniel López Díaz, actual segundo regidor por Convergencia, o Magali Esteban Sánchez, regidora suplente por el mismo partido. Está también Daniel Cruz Guillén, exdirigente de la CNC cuando era priísta y ex-regidor por ese partido en el trienio anterior.

Todos ellos conforman la estructura política en el sector rural del actual edil, Alfredo Cruz Guzmán, y fueron operadores políticos clave durante su campaña a la presidencia municipal. Esa es la gente del munícipe, ese el nivel en el que desarrolla su trabajo político. Y sí, esa es la gente que cogobierna Palenque, como regidores o en otras posiciones. Malo es traicionar y engañar. Pero cuando se engaña y traiciona a los de su misma clase, a los de su misma raza, el asunto resulta aberrante, pues en realidad, diciendo que ayudan o que “redimen”, defraudan y esquilman. Por eso, En Pocas Palabras…y como decía el indio: “¡Ya no me ayudes compadre!”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo columna política, Palenque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s