¿Tiene precio en Palenque la justicia?

El fatal accidente carretero del camión recolector de basura del ayuntamiento de Palenque, en el que un trabajador perdió la vida y 4 más resultaron heridos, más allá de la tragedia humana que a todos duele, merece reflexión por el modo en el que el ayuntamiento reaccionó ante los hechos, tratando de desvirtuar lo informado por varios medios que documentaron lo ocurrido y señalaron que el conductor de la unidad registraba aliento alcohólico y que esa podría haber sido la causa del accidente. El ayuntamiento no solo lo negó, en un boletín enviado solamente a los medios “amigos”, sino que presumiblemente entró en contubernio con el médico legista de la Fiscalía Regional, quien emitió un dictamen en el que resalta –incluso más de lo debido- que el conductor no tenía aliento alcohólico.

Lo anterior fue refutado por el noticiero de la televisora local, a quien de manera prepotente el “voz-cero” del ayuntamiento reclamó el que se insinuara que el conductor estaba en estado de ebriedad. El presentador del noticiero, al día siguiente, mostró testimonios de los paramédicos de Cruz Roja que acudieron, antes que el médico legista, a prestar auxilio a los heridos y aseguran que sí, que indefectiblemente el conductor presentaba aliento alcohólico. Por otra parte testigos que se encontraban en el lugar de los hechos señalan que el mismo conductor al ver muerto a su compañero, se lamentaba de lo ocurrido por haber tomado. Otras personas escucharon que algunos de los trabajadores heridos refirieron que el conductor pasó toda la noche tomando y que por esa causa, antes del accidente casi se salieron del camino, pero el chofer logró controlar la unidad. En el hospital otros escucharon las mismas versiones de labios de los heridos, y hay testimonios de gente que vio tomando la noche anterior al chofer.

Todas esas personas y testimonios no existen para la “Verdad Oficial”, la que el médico José Zetina Sánchez dictaminó, y menos para el ayuntamiento que busca, más que investigar y corregir posibles errores, que el seguro pague los gastos de cobertura, los cuales con un conductor ebrio no pagaría. En pocas palabras… lo que busca es ahorrarse un billete y lo demás, es lo de menos.

Queda claro que el ayuntamiento antes que asumir responsabilidad alguna, trató de trastocar los hechos en los medios de comunicación, se presume responsabilidad en quien entregó las llaves del vehículo al conductor, sin importarle que siguiera ebrio o “crudo”, lo que ocasionó la muerte de un trabajador, como también en el director de servicios públicos municipales por la falta de supervisión del personal a su cargo; se deduce que el dictamen que se emitió no fue gratuito, pues los testimonios registran lo contrario; y luego de la protesta de ayer de los taxistas por el caso Potenciano Gálvez, en los que la familia acusa a los servicios periciales de la Fiscalía de corrupción, la actuación del legista Zetina –cuestionable a todas luces- viene a fortalecer esa percepción. En Pocas Palabras… parece que en Palenque la justicia tiene precio.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo columna política, Palenque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s