Archivo de la etiqueta: Marcela Avendaño

Lalo Ramírez y lo que viene para la región Maya…

Verde, que te quiero verde… 

1011851_466848843411482_1892725585_n

Enrique Romero

Sin duda, la llegada de Eduardo Martínez Aguilar como Secretario General de Gobierno, es el movimiento político más importante que el Gober-Güero ha efectuado en lo que va de su sexenio. Al parecer no fue fácil, pero finalmente logró quitarse a Noé Castañón, uno de los alfiles que le dejó incrustado el sabinato, como “herencia maligna”, y que provocaban el cuestionamiento de quién realmente gobernaba en Chiapas si el Güero o Sabines. Falta Raciel, pero al tiempo.

La política interna, de la que se encarga la Secretaría General de Gobierno, no es asunto menor, sino algo totalmente estratégico en un gobierno, por lo que se requiere conocimiento, experiencia, pero sobretodo lealtad absoluta; de ahí que la designación de Lalo Ramírez manda un mensaje claro de parte del Güero: “Aquí gobierno yo”. Ramírez Aguilar no solo es uno de sus mejores operadores políticos, sino una de las gentes más cercanas a él y, seguramente, su proyecto político, para contrarrestar a Albores Gleason, quien no lo es, pero hace todo lo que puede para ser.576795_449718705124496_799077587_n

Con Eduardo Ramírez Aguilar en ese cargo comenzaremos a ver de manera clara el estilo de gobernar de Manuel Velasco, a través de su secretario de gobierno, y esa ausencia de ejercicio del poder que hasta el momento se le criticaba, de administrar y no solucionar los problemas, tenderá a ser asunto del pasado, de los primeros pasos de un gobierno “verde”, porque no lo dejaban madurar los emisarios del pasado, con los que persiste la actitud de neutralidad.

Sin embargo, estos cambios en el gabinete estatal, no solo del secretario general de gobierno, sino de otros secretarios como el de SECAM, provocarán una recomposición de las fuerzas políticas y “mueven el tapete” o refuerzan a algunos de sus actores en esta zona Maya de Chiapas, al tiempo que prefiguran cambios y/o alianzas venideras, algunas a corto plazo y otras a mediano, pero cambios al fin en el panorama político local. Los alboristas están en la mira.

MARCELA 1Entre los munícipes de esta zona, los más disconformes con la llegada de Lalo Ramírez, como mano derecha del gober, son evidentemente los pupilos del “cachorro” senador Roberto Albores: Marcela Avendaño, de Catazajá, y “El Payo” Miguel Díaz Arcos, de Salto de Agua, quienes no solo están en el barco equivocado, apoyando el que Albores Gleason se proyecte como futuro gobernador sino, lo que es peor, con el descontento de sus gobernados que a los que solo dan “atole con el dedo”, con acciones populistas para encubrir su falta de compromiso social con quienes los llevaron al poder.774509_500458229992303_1482926636_o

Al “Payo”, el mismo gobernador le dio línea en varias ocasiones de acercarse a Lalo Ramírez. La cruda o la borrachera perenne que se carga, hicieron que le entrara por un oído y le saliera por el otro la instrucción velada, particularmente porque con Albores Gleason y  Miguel Peñate, está su lealtad o interés, y no con el gobernador.

En una ocasión le pidió al Güero, la construcción de un camino. El gobernador le dijo, Sí, pero velo con Lalo. Nunca lo hizo. La política es de tiempos, de oportunidades y el ya perdió la suya. Igual ocurre con la alcaldesa de Catazajá que cuenta con “El Cachorro” para ser diputada, como soñaba “El Peluche” serlo, al terminar su administración municipal. A Marcela y al “Payo”, se vale regalarles una almohada (de preferencia con dibujitos de cachorros) para que siga soñando bonito. Total, los dos, no tardan en despertar. Uno de la borrachera y la otra de sus ilusiones guajiras.

DSCN1568Al quien si le cayó de “pelos” la designación de Lalo Ramírez, es al alcalde “con espíritu” Marcos Mayo (porque el “espirituoso” ya sabemos que es el “Payo”). A pesar de su origen izquierdoso y pro-zapatistoide, el Alcalde de Palenque fue el único de la zona en apoyar a Lalo Ramírez cuando este comenzó a trabajar en la región con su organización “Tierra Verde”, y de los cuatro munícipes es el único con el que tiene efectivos lazos de amistad que se pueden traducir en una alianza para lo que venga, pero sobretodo en gobernabilidad para Palenque. Porque si de algo podremos estar seguros es que, en el gobierno del estado no habrá ya vacío de poder. Lalo sabe que el poder se ejerce y se ejerce para lo que está a cargo: el control político del estado, que esa es su encomienda. Todo esto será favorable a Marcos Mayo, siempre y cuando cumpla con las expectativas, porque en estas grandes ligas no se vale “hacerse el indio”. O se cumple o se cumple. No hay más.DSCN1594

Otro que, si bien no es tan cercano al actual secretario de gobierno como Marcos Mayo, pero sí hay buena relación, a pesar de que es panista, es José Alfredo López, el alcalde de La Libertad, quien a pesar de gobernar un municipio pequeño, de muy poco presupuesto y poco rentable en lo electoral, ahí va poniendo muestra de que lo importante, más que el tamaño es la calidad. Trabajando tranquilo, y sin hacer ruido, José Alfredo es bien visto por el gobierno estatal y por quien está al frente de la gobernabilidad.

DSCN0767En lo que respecta a los funcionarios estatales en esta región, Lalo Ramírez cuenta con un buen Subsecretario de Gobierno, Carlos Morelos, quien aunque no es su amigo, sí lo es del Güero, a quien apoyó decididamente en la campaña, y también es Verde, pero cuenta con la confianza del gobernador, es un hombre institucional, con probada experiencia, conciliador y conocedor del panorama político regional. Así que lo más seguro es que pase a formar parte del equipo de confianza de Ramírez Aguilar, apenas se conozcan mejor uno al otro.DSC01504

De igual forma, en su delegado de gobierno, Ariel Requena, tiene otro funcionario eficiente en esta zona que pertenece al grupo verde de la diputada Lourdes López Moreno, con quien parece estar en los mejores términos y, quien fuera de sostener a Ariel en ese cargo, no ha podido meter a ninguna de su gente en lo que va de esta administración. A lo mejor ahora sí hay espacios para su gente, pues hasta el momento los alboristas son los que se han despachado con la cuchara grande los cargos en esta zona, lo que seguramente tendrá que cambiar para lograr los equilibrios políticos, pero sobretodo para ir creando la estructura del proyecto político que viene. Ariel tiene lo necesario para ser parte institucional y efectiva de ese equipo y de ese proyecto.

A Lulú, la diputada, tan activa en cumbres internacionales y reuniones ambientalistas de “alto pedorraje”, se le ha visto replegada de la actividad política local, a efecto de dejarle el escenario a Lalo cuando caminaba con “Tierra Verde”, como seguramente fue la instrucción del gobernador, pues ya se prefiguraba que Lalo de diputado federal iba para senador, aspiración que también tiene Lulú. Así que cosa que se pongan de acuerdo, pero sobretodo que sigan la línea del gobernador, quien parte el pastel.905500_432519550177745_1610049677_o

DSCN9930Lo que sí le adelanto, porque nadie con tanta cercanía personal con Lalo Ramírez en esta región, como la ex-edil palencana Ysolina Suárez Lacroix “Santa Cholina”, quien ahora se desempeña como asesora del secretario estatal de seguridad del gobierno de Veracruz, que regresará a Chiapas como parte del equipo cercano a Lalo Ramírez, con quien trabajó desde San Cristóbal de las Casas, acciones de campaña del Güero Velasco, y que tras la designación de Ramírez regresa como activo político de ese grupo.

El actual secretario de gobierno tendrá, si no ya lo hizo, que realizar una “radiografía” de la composición de los grupos políticos en esta región y ahí se dará cuenta del desmadre que prevalece, pues la tajada del León se la han llevado los alboristas, al tiempo que se ha “premiado” la deslealtad, la corrupción y la traición. El proyecto del Güero es, no solo que haya resultados para la gente, sino también que su partido se fortalezca y se posicione para continuar gobernando, así que resulta un contrasentido que en este momento las posiciones las tenga en esta región mayoritariamente el alborismo. Eso seguramente deberá cambiar, sobretodo si está interesado en lo mismo que Roberto Albores y cuenta con el visto bueno del gober para ello.

De esta manera, delegaciones regionales como la SEDEM, Turismo, SECAM, Infraestructura, Economía y otras más, donde el Verde no pinta ni da color, podrían ser objetivos para futuros relevos a efecto de darle entrada a los de casa, muchos de los cuales permanecen en la banca en espera de que su trabajo político durante la campaña sea reconocido, y haciendo de tripas corazón las veces que han visto como a los adversarios del Verde los han premiado con delegaciones, Puede ser que ahora sí haya la oportunidad de que la revolución les haga justicia.

Son muchas las variables que el cambio de secretario general de gobierno puede generar, pero de lo que si estamos convencidos, cual si fuera ley física newtoneana es que “la única constante es el cambio”. No hay de otra, si quieren sacar este buey de la barranca y consolidar el proyecto político de un partido “Verde”, pero “Maduro”. Paradójico, no?

Nos leemos a la otra. Abur!

Deja un comentario

Archivado bajo Catazajá, Chiapas, columna política, La Libertad, Palenque, Salto de Agua, Uncategorized

A un año de entregada la confianza, la decepción…

MARCELA

Por Enrique Romero

El lunes primero pasado se cumplió un año de que los electores chiapanecos llevaron a distintos personajes a cargos de elección popular. Les entregaron su confianza y sus esperanzas de lograr mejores niveles de bienestar que tanta falta hacen en sus municipios. Algunos, muy pocos, van validando esa confianza. Otros muchos se hacen pijijes con obras de poca monta, y otros de plano creen que gobiernan a imbéciles a los que pueden seguir engañando con entrega de pollitos y actos de demagogia.

El caso de los ediles de Catazajá y Salto de Agua, es emblemático en esta región de quienes esa confianza que hace un año recibieron en las urnas, se la han pasado por el “Arco del Triunfo” y ya en el poder mostraron el cobre, mientras que en campaña ofrecieron el oro y el moro…

A la edil de Catazajá, Marcela Avendaño Gallegos (las damas primero), le pasó lo que a esos perros que persiguen a los autos en movimiento y, ya que los alcanzan, no saben que hacer y sólo siguen ladrando.

A Marcela “La Caracha”, le ayudó enormemente su antecesor “El Peluche”, un pillo de siete suelas, que robó al más puro estilo Granier amparado en su padrino el subprocurador Culebro. Nadie quería más de él y su adversaria ancestral era Marcela, desde que contendieron juntos y (como es su costumbre) le robó el triunfo.

Marcela no se amilanó por la derrota. Siguió caminando en busca de otra oportunidad y la consiguió al ser postulada de nueva cuenta por el PRI (con Roberto Albores como padrino). Su contendiente fue la esposa de “Peluche”, así que para el elector estaba claro que votar por esa doña, aunque fuera del “Verde” y con el aval del Güero, era seguir en lo mismo y eso inclinó la balanza para que ahora sí Marcela tuviera la victoria.

Así se convirtió en la primera mujer en gobernar Catazajá, con una imagen positiva, aunque muchos se cuestionaban de dónde sacó recursos para estar 3 años en campaña, haciendo lo que ahora hace como edil con dinero del ayuntamiento (repartir pollitos, entregar balones y minucias de esas que como quiera que sea, cuando salen del bolsillo propio, a lo largo de 3 años son un importante capital). Sus detractores señalaban que estaba financiada por “los chicos malos” de Tabasco. Vaya usted a saber…

Ya en el gobierno se la ha pasado haciéndose pijije. Su administración en una Kermés, donde hace como que hace y no termina nada. En Zaragoza, su poblado natal, engaño a los ejidatarios ofreciendo construir una unidad deportiva. Sin embargo, y sin dar explicación alguna a la gente de ese poblado, que ya hasta habían donado el terreno para la obra, la desvió. Ahora se hará en la cabecera municipal. Seguramente pensando en las próximas elecciones, donde sueña ser diputada local, pues en la cabecera la obra es más rentable en lo electoral.

Los de Zaragoza están molestos con ella y comentan que “ni pa’alumbrar su pueblo sirve”, pues por las noches la falta de alumbrado público genera inseguridad. “Eso si se la pasa dando audiencias, como si con eso resolviera los problemas sociales. Promesas y más promesas. Puro taco de lengua”, dicen. “Candil de la calle y obscuridad en su casa”.

El rosario de quejas de los vecinos de su pueblo natal es grande y desgranan sus cuentas: “En abril pasado anunció en Zaragoza que el 15 de mayo iniciarían los trabajos de la carretera para concluir la obra de pavimentación. Y es pura mentira, no hay nada”. También Marcela, para su comunidad natal, anuncio el drenaje con planta potabilizadora y tampoco iniciaron la obra.

Destacan que entre los beneficios recibidos por su administración, en esa comunidad, “solo regaló 10 pollitos a ciertas familias y entregó en la escuela del castaño 40 computadoras”, pero aclaran que  “esas computadoras al mayoreo se consiguen a 5 mil pesos, y ella las facturó a 10 mil 800 pesos cada una. El beneficio entonces, no es para el pueblo, sino para ella”, comentaron indignados.

Pero lo que ha derramado el vaso de su paciencia es que ante la proximidad de la feria patronal de Zaragoza, Marcela, en lugar de meterle dinero a la escuela primaria de Zaragoza, “Francisco J. Grajales”, construida por Alberto Lastra Lacroix, cuando era gobernador Absalón, se encuentra en el abandono, pues los pobladores así la describen: “La escuela es un chiquero que no tiene facha de escuela. No tiene ventiladores ni climas. Es una obra obsoleta y rustica sin proyecto ni diseño con más de 40 años de antigüedad a la que no se le invierte nada, pero Marcela prefiere construir la iglesia católica pensando que así tendrá más votos, pues se acerca la fiesta patronal. Eso está haciendo con personal del ayuntamiento. Ahí están los de obras públicas en la construcción, y seguramente el material también lo pone el ayuntamiento. Eso es desviar recursos destinados a nosotros para dárselo a la Iglesia Católica, y que sepamos está prohibido”, denunciaron.

“Los padres de familia fueron a pedirle pintura a Marcela para la escuela. Ella les dijo que se pusieran a vender empanadas para conseguir el dinero. Hace poco “El Peluche” les dio a los padres de familia 2 mil pesos para la graduación de la generación que sale esta semana. Se enteró Marcela y les mandó a decir a los padres de familia que no recibieran nada de “Peluche” y menos que pintaran de verde la escuela. Ni ayuda ni deja que otros lo hagan”, relataron.

El balneario municipal del poblado es un terreno donado por el pueblo al ayuntamiento y no ha tenido nada de mantenimiento o inversión. Pero del sitio solo se acuerdan en Semana Santa para vender cerveza a raudales y embrutecer a la gente. “El Caracho” (así le apodan al padre de la edil) hace su agosto con ferias y festejos, es quien cobra permisos y mochadas” a nombre de su hija”, sostuvieron.

Otro tema delicado es el de la inseguridad que prevalece y la presencia de grupos delictivos donde ya hasta balaceras ha habido y donde la edil podría no sólo ser parte de la solución, sino del problema. Tema que ventilaré pronto, conforme obtenga corroboraciones, pero del que ya sabe incluso la SEDENA.

En fin, si en su pueblo natal esta es la imagen que tiene Marcela a un año de que ganara la elección, cómo será en otras comunidades donde no vive ni ella ni su familia? Para muestra un botón. Tuvo la prudencia de no festinar el aniversario de su triunfo en las redes sociales, donde hubiese tenido pronta respuesta de sus gobernados. No lo hizo e hizo bien. Pero en su estado del BBM  de su celular, si no se pudo contener y el lunes puso: “Recordando hace un año el triunfo. Gracias por tu confianza!!”.  Probablemente el mensaje estaba dirigido a  Albores Gleason, porque si fue a su pueblo, omitió reconocer que a esa confianza, la traicionó.

Otro que es “cochi” y se pasa de “trompudo” (del rebaño de albores Gleason, para variar) es el famoso “Payo”, el edil de Salto de Agua. Nuestro invitado en la próxima columna…será un honor!  Abur!

Deja un comentario

Archivado bajo Catazajá, Chiapas, columna política, denuncia